BLOG

Artículos de interés de nuestras principales marcas y soluciones para el mercado industrial y comercial.

Estrategias para sacar el máximo partido a una Connected Enterprise

La digitalización de la fabricación está conectando rápidamente tanto los equipos de planta como los externos. Las operaciones digitales permiten que las máquinas se comuniquen y colaboren entre ellas y que ofrezcan datos en tiempo real para la mejora de los procesos externos y de los productos fabricados.

Esa es la buena noticia.

La mala es que el volumen de datos que se intercambia internamente en la planta de fabricación y que se comparte con otros departamentos está aumentado de forma exponencial, con lo que los fabricantes deben afrontar grandes retos para:

  • Gestionar los datos: ¿Están fluyendo los datos hacia los lugares en los que son necesarios para que las operaciones se ejecuten sin problemas (transferencias máquina a máquina) y, después, hacia los cuadros de mando que pueden mejorar el proceso de toma de decisiones?

  • Capturar y analizar los datos: ¿Pueden los ejecutivos y los líderes de los departamentos (gestión de la cadena de suministro, I + D, atención al cliente) ordenar y obtener información significativa de miles de millones de bytes?

  • Sacar partido a los datos: ¿Permite la información mejorar los procesos (seguridad, calidad, velocidad, productividad) y los productos (durabilidad, atractivo, servicios de valor añadido)?



La mayoría de las organizaciones han iniciado la digitalización, pero por la vía más complicada. Y pocas de ellas disponen de estrategias detalladas capaces de optimizar las tecnologías del Internet de las cosas (IoT). Su estrategia no es global, sino fragmentada, y además dirigida por el beneficio inmediato (suelen implementar las aplicaciones más fáciles de los dispositivos inteligentes), enfocada a la resolución de un único problema o impulsada por directivos con intereses particulares.

Los líderes de las empresas deben conseguir que, durante el proceso de digitalización, sus organizaciones se centren en objetivos propios de su negocio —aumentar la satisfacción de los clientes, limitar el riesgo, aumentar los beneficios—. Para ello deben comenzar revisando cómo se mueven los materiales y la información a través de su cadena de suministro extendida en busca de cuellos de botella y derroches que eviten la mejora:

  • ¿Dónde se retrasan las entregas debido a una falta de datos en tiempo real o a envíos ineficientes de información?

  • ¿Qué procesos y funciones implican mayor riesgo potencial para los empleados o los equipos?

  • ¿Dónde puede producirse un acceso no autorizado a los datos?

  • ¿Cuáles son los socios que forman parte de la cadena de suministro que reducen la eficiencia del flujo de artículos y de información?

  • ¿En qué lugares puede mejorarse el rendimiento con datos en tiempo real (productividad, costes, satisfacción del cliente)?



Antes de que el “mapa de flujo de valor” se convirtiera en una mera palabra de moda, la expresión significaba crear un mapa que reflejara flujo de materiales e información dentro de la empresa. Pues bien, la digitalización requiere que tanto los materiales como la información en tiempo real fluya entre toda la empresa y llegue hasta donde sea necesario en la cadena de suministro.

¿Qué está impidiendo el éxito en la digitalización de su empresa?



¿Requiere mayor información? Asista a nuestro próximo seminario sobre Connected Enterprise en Querétaro este 21 de junio o solicite mayor información en: contacto@hermos.com.mx
Posteado May 4, 2017 Por Beth Parkinson, Market Development Director, Connected Enterprise, Rockwell Automation.
Tags: Automatización, Redes Ethernet Industriales, Seguridad Industrial, Rockwell Automation, The Connected Enterprise.