BLOG

Artículos de interés de nuestras principales marcas y soluciones para el mercado industrial y comercial.

Empresa Conectada



Cuando hablamos de competitividad en la industria, normalmente nos vienen a la mente indicadores de calidad, productividad y capacidad para responder con mayor rapidez ante el dinamismo del mercado. Retos importantes que sabemos, en un mundo globalizado, determinan la trascendencia de las compañías.

Grandes avances se han hecho desde que la manufactura conoció por primera vez los beneficios de la industrialización, y más aún, cuando comprendimos que la organización, documentación y predicción de datos son herramientas poderosas para determinar con éxito el rumbo estratégico de las corporaciones.

Con la digitalización, la labor de controlar los procesos ha sido significativamente mejorada y ha contribuido a que los directivos tengan acceso al día a día de sus pisos de producción. Puesto que se cuenta con información que hace décadas habría sido exclusiva de quienes se encuentran al frente de las líneas productivas.

Sin embargo, a pesar de todas las ventajas actuales, como el poder contar con datos históricos en nuestros sistemas administrativos, aún existen áreas de mejora. Afortunadamente, vivimos en la era digital y conceptos como el IoT (Internet de las cosas) nos proporcionan nuevos e interesantes horizontes por los cuales avanzar en materia de competitividad empresarial.

Connected Enterprise es un concepto acuñado por Rockwell Automation orientado al aprovechamiento del internet de las cosas aplicado a la industria. ¿Cómo es esto posible? En la actualidad la gran mayoría de los equipos industriales cuentan con un medio de comunicación, primordialmente Ethernet/IP.

Esta tendencia ha permitido mejorar los procesos de producción y obtener información relevante y de gran interés para los altos ejecutivos directamente de las células productivas. Sin embargo, el camino que esta información recorre está lleno de contratiempos e inconvenientes desde que es tomada en piso hasta que se encuentra lista para ser analizada por un directivo.

La solución a estos inconvenientes se convierte en el concepto de Connected Enterprise. Imagine, ¿Qué podría hacer usted, como tomador de decisiones, si tuviese toda la información de piso que necesita en tiempo real? ¿Qué podría hacer usted, como responsable de la producción, si conociera las tendencias de su mercado minuto a minuto? ¿Cómo podría usted, como responsable de mantenimiento, reaccionar si visualizara con anticipación los síntomas de un inminente paro de máquina?

Quizá esté pensando en este momento “El tiempo y dinero que podría ahorrar”, “Las ventajas que podría tener sobre mi competencia”. Y así es, el contar con información confiable en tiempo real, deriva en decisiones más certeras y productivas.

Pero ¿Cómo hacerlo posible? En la actualidad existen dos grandes ecosistemas tecnológicos dentro de las empresas, IT (Tecnología de la información) y OT (Tecnología de la operación). La primera centra su existencia en la administración de la información generada dentro de las oficinas de una compañía: correo electrónico, llamadas de voz, acceso a internet, almacenamiento de información, sistemas ERP, facturación, etc. Mientras que la segunda está enfocada a la administración de procesos operativos: visualización de parámetros, comunicación entre dispositivos de una o varias máquinas, control de variables, registro de OEE, ajustes, alarmas, etc.

Ambos ecosistemas están separados físicamente uno del otro y toda aquella información que se requiere de la operación es trasladada de OT a IT de forma manual, mediante registros diarios en paneles impresos que requieren de la intervención humana para llevarlos al ambiente administrativo como información reportable y almacenable digitalmente. Por supuesto que esto representa un importante margen de error, tanto en el levantamiento de los datos como en su captura en sistema.

Connected Enterprise busca cerrar esta brecha tecnológica y convertirse en el eslabón que permite, de forma bidireccional, compartir la información entre IT y OT y, por consiguiente, reducir el tiempo requerido para obtener, analizar y aprovechar la información generada en tiempo real. Esto permite a los directivos tomar decisiones oportunas referentes al rumbo de la compañía con base a la información obtenida de la planta productiva; a los planeadores de producción a establecer objetivos más esbeltos respecto a la demanda del mercado; a los responsables de mantenimiento a anticiparse e intervenir la maquinaria antes de que se presenten fallas importantes que afecten la producción; a los responsables de calidad a tomar acciones necesarias cuando se presenta una desviación y reducir el desperdicio; entre otras ventajas.

Hablar de Connected Enterprise es hablar de un conjunto de soluciones que convergen para convertirse en una macro-solución integral. Si usted, ya ha iniciado el camino a la conectividad industrial, aún existen muchas posibilidades de lo que puede lograr. Y para apoyarle en ese camino hacia la plena digitalización de su empresa, en Hermos contamos con una amplia gama de soluciones y respaldo de los mayores fabricantes de equipo para la automatización y conectividad industrial.

Acompáñenos en esta edición de Control Total y descubra cómo puede llevar a su empresa a la nueva era de la digitalización industrialAcompáñenos en esta edición de Control Total y descubra cómo puede llevar a su empresa a la nueva era de la digitalización industrial.



Por: MBA. Federico Antonio Aguilar Hernández Gerente de Automatización y Potencia
Hermos