BLOG

Artículos de interés de nuestras principales marcas y soluciones para el mercado industrial y comercial.

¿Cuáles son los riesgos de comprar productos Allen-Bradley a vendedores no autorizados?



¿De verdad es un producto nuevo?

Cuando se compra un producto a un vendedor no autorizado, “nuevo” podría ser un término relativo. Un producto supuesta¬mente “nuevo” puede que no siempre se trate de la última versión o que se haya fabricado recientemente y aunque el envase o paquete del producto tenga el “sello de fábrica” intacto, puede que no sea la última serie o versión de dicho producto. Esto sucede principalmente con productos electrónicos con software o firmware incorporado que puede estar sujeto a modificaciones o actualizaciones. Se han dado casos en los que un cliente compra un producto supuestamente nuevo y “sellado de fábrica” de un proveedor no autorizado y más tarde descubre que el producto se había fabricado hacía ya varios años y que estaba fuera de garantía, o que se había quedado obsoleto o incluso podría haber estado almacenado algún tiempo en un entorno desconocido.

El cliente solo puede estar seguro de que recibe un producto auténtico y actual si lo compra a distribuidores autorizados de Allen-Bradley.



¿Qué sucede con la cobertura de la garantía?

La garantía del fabricante no cubre muchos de los productos que se anuncian como “nuevos”. De hecho, la garantía de Rockwell Automation se limita a aquellos productos que se han comprado directamente a Rockwell Automation o a uno de sus distribuidores autorizados. Rockwell Automation generalmente responde solo a aquellas reclamaciones sobre la garantía que han sido tramitadas por un distribuidor local de Allen-Bradley y no acepta las devoluciones por garantía que se tramiten por medio de otros vendedores no autorizados. Los clientes no pueden dar por sentado que cuentan con los beneficios de la garantía de fábrica si compran productos a distribuidores no autorizados, incluidos aquellos que los revenden por Internet.

Solamente un distribuidor local autorizado de Allen-Bradley puede otorgarle la cobertura de garantía de fábrica para los productos Allen-Bradley.



¿Qué ocurre tras la compra?

Los distribuidores locales autorizados de Allen-Bradley brindan asisten¬cia técnica tras la compra de un producto, lo cual supone una gran ven¬taja. Al comprar productos Allen-Bradley a vendedores independientes, los clientes podrían acceder a cierto nivel de reparación de productos y otros servicios de la empresa pero solo hay una manera de poder acceder a los servicios de reparación y refabricación de la compañía en la propia fábrica, y es a través de un distribuidor local autorizado de Allen-Bradley. Rockwell Automation no acepta de forma intencionada pedidos de reparación por parte de revendedores no autorizados o de cualquier otra organización de reparación independiente.

Sabemos que a la hora de tomar decisiones de compra el precio es un factor muy importante; sin embargo, tiene la misma importancia que los clientes entiendan qué pueden o no recibir por el precio que han pagado cuando acuden a un distribuidor no autorizado.

Rockwell Automation tiene la firme convicción de que el cliente puede conseguir el precio más adecuado si acude a un distribuidor local autorizado de Allen-Bradley.



¿Gestiona los riesgos de su seguridad industrial?

La aparición de sistemas cada vez más conectados genera una gran demanda en el sector de la infraestructura de redes seguras. Cuando un cliente compra un producto a un distribuidor no autorizado, no puede estar seguro de que este se encuentra en su forma original y que no ha sido alterado o modificado. Instalar y usar productos alterados o modi¬ficados puede suponer a los clientes una gran cantidad de problemas potenciales, incluidos, entre otros, la amenaza a la seguridad operacio¬nal, las acciones accidentales o no deseadas en el sistema de automati¬zación, la posible violación de la propiedad intelectual, la incapacidad de poder cumplir normas de validación, tales como Title 21 CFR Part II, etc.

Solo al comprar en un distribuidor local autorizado de Allen-Bradley el cliente puede estar seguro de que está obteniendo un producto auténtico, no usado y sin alteraciones, que contenga las últimas funcionalidades en materia de seguridad y de que no está introduciendo de forma accidental amenazas para la seguridad de la empresa.



Necesita garantizar que los productos que compra cumplen con los requisitos de marcado, directivas, normativa y homologación, esto es, RoHS, WEEE, CE y REACH?

Cada vez hay un número mayor de países que están poniendo en marcha leyes sobre sustancias restringidas y que solicitan la conformidad ambiental del producto. Rockwell Automation mantiene su compromiso de llevar a cabo una gestión medioambiental del más alto nivel.

Su distribuidor local autorizado de Allen-Bradley tiene acceso a la información más actualizada sobre los productos que están sujetos a directivas y requisitos medioambientales a nivel mundial.



Distribuidores autorizados de Allen-Bradley

Rockwell Automation amplía y mejora sus propias capacidades de automatización al colaborar con una red de distribuidores autorizados. Los clientes también pueden recibir numerosos beneficios al trabajar con un distribuidor local autorizado de Allen-Bradley, entre los que se incluyen:

  • Acceso al inventario local actualizado de productos (incluyendo recambios y piezas de repuesto).

  • Asistencia técnica por parte de los especialistas de producto del distribuidor local.

  • Personal capacitado con acceso a sesiones de formación en fábrica.

  • Servicio de asistencia técnica de Rockwell Automation para actividades del distribuidor loca.

Rockwell Automation se enorgullece de su red de distribuido¬res autorizados y considera que la gran mayoría de los clientes reconoce a los mismos como su referente local de expertos en automatización. Cada distribuidor local está autorizado para trabajar en una zona geográfica concreta; dentro de la cual Rockwell Automation le apoya y promociona como el más re¬comendado a la hora de comprar productos de Allen-Bradley, Rockwell Software y otros servicios relacionados.

Como política de la empresa, Rockwell Automation solo provee de asistencia completa para las ventas y productos a los distribuidores locales autorizados y es práctica de empresa promover que los clientes acudan al distribuidor concreto que les corresponde según su localización. Rockwell Automation desaconseja comprar a otros vendedores no autorizados, incluidos los comerciantes de excedentes y de productos recu¬perados, así como acudir a distribuidores que pudieran tener un compromiso con Allen-Bradley para otra zona geográfica.



Si tiene alguna duda
Hermos es un distribuidor autorizado de Allen-Bradley. Los clientes que deseen obtener más información acerca de los riesgos potenciales que conlleva comprar los productos de Allen-Bradley en el “mercado gris” pueden ponerse en contacto con su oficina de ventas de Rockwell Automation o con Hermos a través del correo: contacto@hermos.com.mx


Para mayor información, le compartimos esta carta de Rockwell Automation: